Errores al comprar tu iluminación led

Errores al comprar tu iluminación led
23 ago 2022
En los últimos años la iluminación led ha ido ganando cada vez más terreno entre los usuarios que han ido descubriendo la calidad y durabilidad de sus productos. Adicionalmente a este factor –y pese a que la iluminación led sigue teniendo precios más elevados que la tradicional– los precios han disminuido considerablemente conforme la iluminación led se ha consolidado en el mercado.
No obstante, a pesar de ser ya un método de iluminación bastante usual, hay algunos errores que quizás estés cometiendo al momento de adquirir tu luminaria led. Identificarlos te permitirá ahorrar y optimizar la instalación de este tipo de iluminación.

Los 8 principales errores al comprar tu iluminación led

  • No tener claro para qué la necesitas: para aprovechar al máximo nuestra compra de luminaria led y que esta no se convierta en un gasto innecesario, lo primero que debemos de tener en claro es qué es lo que buscamos, pues el propósito, tamaño, forma, intensidad y temperatura varía entre los distintos tipos de productos led.
  • No saber el tamaño del lugar a iluminar: no solo impactará en la cantidad de luminarias que debas instalar, sino también en la potencia que necesitas que estas tengan.
  • No determinar la temperatura: algo que se debe definir desde un inicio es la atmósfera que se quiere generar en el ambiente; la temperatura que buscaremos no será la misma si queremos un ambiente cálido o uno frío.
  • No considerar la potencia: algo que no suele tomarse en cuenta es que la potencia de las luminarias ayuda a crear el ambiente que buscamos; así, podemos combinar productos con potencias para iluminar con otros que nos ayuden a decorar y dar estilo al lugar.
  • Ignorar el color de la habitación: este es clave para decidir la potencia y temperatura de la luminaria; una habitación oscura, por ejemplo, absorbe más luz y por tanto necesitará de iluminación led de mayor potencia para poder iluminarla, mientras que la misma habitación pintada de blanco o un color claro, requerirá de una menor potencia para conseguir el mismo efecto.
  • No tener en cuenta la actividad a realizar: saber si estamos iluminando un despacho o una sala de descanso impactará en la potencia y temperatura de la luminaria a elegir, pues la luz que necesitamos depende de la actividad que llevaremos a cabo en el lugar.
  • No corroborar la certificación: para asegurarnos de que nuestra nueva iluminación led no perjudique nuestro consumo y sea segura, debemos asegurarnos de que cuente con certificados CE y ROHS.
  • Obviar las sombras: cabe recordar que los objetos generan sombras sobre otros, por lo que la orientación, ubicación y potencia de la luminaria resulta vital para una correcta iluminación que no deje áreas a oscuras.

Siguiendo estos consejos podrás tener ambientes bellamente iluminados, optimizar la iluminación de tus ambientes y generar ahorro en tus facturas de luz. Y si te interesa saber cómo más puedes optimizar tu consumo energético, puedes descubrir más consejos aquí.