¿Cuándo realizar una auditoría energética en la empresa?

¿Cuándo realizar una auditoría energética en la empresa?
Si tienes un negocio, probablemente habrás oído hablar de las auditorías energéticas y seguramente te habrás preguntado cuándo es necesario hacer una. Y la respuesta corta es que debes realizarla si lo que quieres es ahorrar en el consumo de energía eléctrica en tu empresa, pues es el primer paso para conseguirlo. A continuación te contamos con mayor detalle cómo identificar cuándo realizar una auditoría energética en tu empresa.

Antes de empezar, ¿qué es una auditoría energética?

La auditoría energética es un estudio sobre los flujos de energía que tiene una vivienda, edificio o, en este caso, una empresa como la tuya. Es decir, nos permite conocer las necesidades de energía reales para ayudarte a adaptar tu negocio y conseguir así ahorrar en la factura de la luz.
La principal utilidad de esta auditoría es poder conocer cómo podemos optimizar los procesos actuales relacionados con el consumo de energía eléctrica. Gracias a los resultados se puede conseguir un uso más eficiente de las fuentes de energía de las que disponemos, lo que además de implicar un ahorro energético supone también un ahorro económico.

¿Qué se evalúa en una auditoría energética?

Esta auditoría se encarga de inspeccionar y verificar las instalaciones de la empresa para clarificar las necesidades energéticas y maximizar su consumo. Para ello se revisan varias áreas y procesos:

  1. Consumo de energía: se revisan tanto los contadores como el detalle de las facturas de luz anteriores.
  2. Red eléctrica: se recogen datos sobre la distribución de la energía, desde la red eléctrica hasta la empresa.
  3. Sistemas de monitoreo y control: se verifica si se cuenta con ellos y se asegura su correcto rendimiento.
  4. Iluminación: se evalúa la potencia que consumen los aparatos eléctricos utilizados para la iluminación del negocio.
  5. Climatización: se estudian y analizan los radiadores, calderas, bombas y todos los elementos del sistema de climatización para descubrir cualquier falla que esté impidiendo su óptimo funcionamiento.

¿Es obligatorio realizar una auditoría energética?

En el Real Decreto 56/2016 se estableció que las empresas que cuenten con más de 250 trabajadores, y además tengan un volumen de negocio de 50 millones de euros y superen los 43 millones en su balance general, están obligadas a realizar una auditoría cada cuatro años.
Sin embargo, una auditoría energética es sumamente útil también para empresas más pequeñas que no cumplen con los requisitos de obligatoriedad, pero que pueden verse beneficiadas por las ventajas que conlleva.

¿Cuáles son las ventajas de realizar una auditoría energética?

La principal ventaja es que se podrán identificar posibilidades de ahorro energético que se traducen en ahorro monetario, debido a que estas auditorías identifican factores que afectan directamente el consumo de energía de la empresa.
Pero además, los resultados nos permitirán hacer de nuestro negocio uno más sostenible y amigable con nuestro entorno, lo que no solo colabora con el medio ambiente, sino que impacta positivamente en la imagen de la compañía.
Si ya estás listo para identificar las posibilidades de ahorro para tu negocio, puedes ingresar aquí para solicitar una auditoría hecha por expertos en el tema.